25 ene. 2011

Ay como extraño... la forma en que acaricias mi cuerpo
Ay, cómo te siento por dentro
Ay, cómo extraño!
aquel amor de dos seres humanos,
y mil locuras que inventamos
Ay, cómo extraño!
tus gestos, tus complejos, tus manías
tú sabes que yo siempre te entendía.

Ay, cómo extraño!
cuando me preguntas si te quiero,
y yo te digo: Contigo yo me siento como el sol en el cielo.
Contigo el universo me parece pequeño.
Contigo hasta la calma se convierte en deseo.
Contigo me doy cuenta de la suerte que tengo.
Contigo los minutos se separan del tiempo.
Contigo hasta lo malo se convierte en lo bueno.

Ay, como extraño…
tus ojos que iluminan mi vida
con sus miradas encendidas.
Ay, cómo extraño!
estar contigo sin hacer nada
o contemplando madrugadas.
Ay, como extraño…
las cosas que al oído me decías.
Tus labios eran poesía.

Ay, cómo extraño!
cuando me preguntas si te quiero,
y yo te digo: Contigo yo me siento como el sol en el cielo.
Contigo el universo me parece pequeño.
Contigo hasta la calma se convierte en deseo.
Contigo me doy cuenta de la suerte que tengo.
Contigo los minutos se separan del tiempo.
Contigo hasta lo malo se convierte en lo bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario