20 ene. 2011

.
Cada vez que estoy contigo ya no hay sombra ni peligro, las horas pasan mejor entre tus brazos. Me siento nueva y a nada le hago caso. Y es casi una experiencia religiosa sentir que resucito si me tocas, subir al firmamento prendida de tu cuerpo
es una experiencia religiosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario