17 ene. 2011


Caer fue lo más soberbio que la vida te pudo dar, 
en la calle encontraste las razones para parar de sangrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario