18 ene. 2011

Entre tus duendes, tu cielo y tu infierno vuelan mis deseos,
 corren buscando sin razón. Porque noche tras noche y verso tras verso,
te encuentro como a este eco de mi soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario