22 ene. 2011


¿Era todo? Pregunté, soy un iluso. No nos dimos nada más, sólo un buen gesto. Mordí el anzuelo una vez más, siempre un iluso. Nuestra estrella se agotó y era mi lujo. Ella fue por esa vez mi héroe vivo, bah fue mi único héroe en este lío. La más linda del amor que un tonto ha visto soñar
metió mi rocanrol bajo este pulso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario