23 ene. 2011

Por favor, cuando puedas llámame que mi soledad y yo sin ti no nos llevamos bien. Me paso el día planeando nuestro encuentro imaginario. Te besaré como nadie en este mundo te besó, te amaré con el cuerpo, con la mente, con la piel y el corazón. Vuelve pronto te esperamos, mi soledad y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario