2 feb. 2011

Pero él no te espera, él no te espera, 
y no olvidas. Y ves que esta tristeza 
no puede ser, que algo 
mejor tiene que haber,
 algo por donde salir a andar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario