1 feb. 2011


Aunque te asustes y puedas caer, 
 la dignidad no 
se pierde 
 sabés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario