15 mar. 2011

Y no existe la razón de dejarte para siempre,
cuando fuiste mucho más que mi eterno compañero
y que hiciste lo que quieras,
porque así lo quise yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario