1 abr. 2011

Cierras los ojos para no ver y cuando los abres; ves una imagen maravillosa, pero al mirarla detenidamente notas que no es más que eso; una imagen, y buscamos la realidad y nos enfocamos hacia donde nos lleva el corazón...






pero cuántas veces
el corazón
se equivoca!
¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario