13 sept. 2011

Reír, es arriesgarse a parecer un tonto.
Llorar, es arriesgarse a parecer un sentimental.
Hacer algo por alguien, es arriesgarse a involucrarse.
Expresar sentimientos, es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.
Exponer tus ideas y tus sueños, es arriesgarse a perderlos.
Amar, es arriesgarse a no ser correspondido.
Vivir,
es arriesgarse a morir.



El peligro más grande en la vida es no arriesgarse a nada.
La persona que no arriesga, no hace, ni tiene NADA.
SÓLO UNA PERSONA QUE SE ARRIESGA ES LIBRE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario