17 ago. 2012

Llueve afuera, llueve además esta desierta la ciudad. 
Mientras tú y yo nos refugiamos en la eternidad..

No siento frío cerca de ti, dentro de mi brilla el sol.
Se cae el cielo ¿y que más da? Tenemos nuestro mundo! 
El día sigue siendo azul, si estamos juntos. 
No importa nada más, que en ti jamás será invierno.. Invierno.
Tanto ruido, tanta soledad, gente que corre sin parar.. 
Tras la puerta, ese universo de INFINITA PAZ.. Necesito la calma que TÚ me das.

No hay comentarios:

Publicar un comentario